Cosas del mar: Alpargatas (Porque las alpargatas son cosas del mar ¿no?)

Espadriles marineras

Dicen que los recuerdos infantiles más valiosos son imágenes y sensaciones de las cosas que transcurren durante las vacaciones.

Cuando cierro los ojos e intento recordar mis días estivales, vuelve el olor a Portugal, a espetada, a jabón y a playa atlántica. Son largos viajes en coche, llegando de noche a la casita de verano en el pueblo de mi familia lusa.

Hay dos higueras a la entrada,  una piscina con agua vieja a la izquierda y algunos manzanos y  perales en la parte baja del jardín. Al entrar en casa, veo la cocina de azulejo blanco y azul, la chimenea portuguesa a la izquierda y una enorme ventana tapada por los arbustos, que han crecido más de la cuenta desde la última vez que estuvimos aquí.

La escalera roja nos conduce al primer piso. Hay que ir a dormir pronto, mañana vamos a ir a ver el mar.

Duermo profundamente toda la noche y cuando despierto, huele a pan tostado con mantequilla. Todos están preparados ya, vestidos de Atlántico y terminando de desayunar.

Las toallas y los bañadores nos esperan en el maletero del coche. Salimos pitando y en menos de 40 minutos paramos el coche. Mis padres se calzan las alpargatas. Hemos llegado al mar.

Qué grande es. Y qué azul. Y cómo huele a mar. Y qué tranquilo parece allí abajo. Y qué poca gente. Y qué día tan bueno hace. Y cómo nos gusta el mar…

Ericeira

Esta es una imagen muy vívida de mis recuerdos infantiles de verano. Las tardes de siesta y juegos, las visitas a la playa y los paseos por ciudades adoquinadas están ligados a esta prenda tan humilde y sencilla que calzaban los agricultores y obreros que vivían cerca del Mediterráneo: la alpargata.

Y la verdad es que no tengo muy claro si es una prenda marítima pero desde luego tiene un origen muy costero. La incluyo en la sección de cosas del mar porque para mí es muy mediterránea, muy atlántica y muy marinera. Tal vez sea algo personal y estoy muy equivocada. Si así, por favor no dudes en decírmelo.

Con una suela esparto, cáñamo o yute cosidas (tradicionalmente a mano) a un cuerpo de lona, este tipo de calzado ha alcanzado cotas de popularidad que sus primeros usuarios nunca pudieron llegar a imaginar.

También conocidas como esparteñas, espardenyas o espadrilles (en ingles), se han puesto muy de moda en la época estival. Por su comodidad y versatilidad, han aparecido numerosas variaciones como plataformas, cuñas o tacones y distintos materiales  como el algodón o el cuero en lugar de la clásica lona.

Como es lógico, hay casas con solera que las han vendido toda la vida y tienen una larga trayectoria como alpargateros, como la Alpargatería Herranz o Calzados Lobo.

Algunas firmas de moda las han incorporado a sus colecciones. La primera fue Chanel, lo que supuso un impulso estelar para esta nueva edad de las alpargatas.

Alpargatas Chanel

Y al abrigo de su exitosa rentrée, numerosas marcas nacionales y actuales se dedican a fabricarlas y exportarlas por medio mundo. Ejemplos de ello son Espadrillestore o Mint&Rose, que venden distintos tipos de alpargatas en el mundo entero e innovan con los materiales y colores.

Mint&RoseTambién hay opciones 100% sostenibles como Kameleonik y orgánicas y veganas como las de Slowers.

Definitivamente, son muy apropiadas para climas cálidos y días de relax, aunque hay quien las ha incorporado a indumentarias laborales o incluso a eventos como bodas: hablo de la novia, no de las invitadas.

Cuñas esparto Yolancris

Ya voy acabando, pero no puedo irme por hoy sin enseñarte esto: ¿Has visto las alpargatas marineras que ha diseñado LucíaBe para este verano? ¡¡Son absolutamente preciosas!!

Alpargatas marineras LucíaBe

En fin, ya ves que hay para todos los gustos, tamaños y bolsillos. Yo, como con las camisetas marineras, me quedo con la versión clásica, alpargata plana cosida a mano y en colores básicos, que quedan genial con unos vaqueros pitillos o un vestido informal. Aunque un par de esas que están fabricadas en piel con la puntera brillante… o esas otras con cordones y rayas marineras…

Alpargata marinera

 

Y tú, ¿Sueles utilizar alpargatas? ¿Tienes muchos modelos? ¿Te quedas con el clásico o prefieres innovar probando los modelos más modernos?

 

Anuncios

2 comentarios en “Cosas del mar: Alpargatas (Porque las alpargatas son cosas del mar ¿no?)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s